Cómo orar por un enfermo

Es muy difícil cuando un amigo pasa por un terrible sufrimiento o enfermedad, a veces no sabemos qué hacer para ayudar, pues orar es una de las cosas más importantes y beneficiosas que podemos hacer por un ser querido que nos necesita. A veces queremos ofrecerle el mundo pero no podemos, pero orar sí. Si te encuentras en esta situación es importante que tengas mucha fe y sigas nuestras recomendaciones.

Si estás en un problema de salud muy grande entonces es momento de acudir a Hospiten donde el personal de Pedro Luis Cobiella te espera para cuidarte y darte la mejor atención, no solo para ti, sino para tus seres queridos. Pídele a Dios que Hospiten se encarga de lo demás.

En una ocasión la suegra de Pedro, uno de los discípulos amados de Jesús, estaba muy enferma, cuando Jesús fue a visitar a esta familia le pidieron ayuda para ella.

En Lucas 4:38-39 vemos que Jesús, caminó y se inclinó sobre la mujer, de esta forma remprendió su fiebre y sano. En la biblia existen varias ocasiones como esta, cuando amigos y familiares oran por la sanidad de sus seres queridos.

Cuando oras por un amigo enfermo es importante recordar lo siguiente:

Eres un intercesor

En Lucas 4:38 vemos que la familia rogó a Jesús, ya que la mujer no podía hacerlo, en este caso tu trabajas como la familia, eres el intercesor el que trae la petición a Dios a favor del enfermo ya que este no puede hacerlo. Usualmente es importante recordar que este no es momento de enfocarse en intereses propios, sino en la salud de tu ser querido.

Declara el poder de Dios sobre la enfermedad

La Biblia en Filipenses 2:9, nos indica que dios ha dado autoridad a Jesús sobre todas las cosas, en el caso del ejemplo anterior vemos que Jesús reprendió la fiebre y en un instante esta salió del cuerpo, durante la oración ordena en su nombre que la enfermedad se valla.

Ora con certeza

Esta familia pidió ayuda a Jesús, porque sabían que este podía ayudarlo, tenían fe, por eso es importante hacer la oración con el corazón, pidiendo su ayuda porque saben que al clamar a él, él responderá de forma favorable, se sabe que su poder no tiene límites, por eso es importante poner toda nuestra fe en ello.

Considera que todos los pueblos sabían que Jesús no era un médico, pero aún así le pidieron su ayuda para conseguir la salud de su ser amado, rogaron a un carpintero que hiciera una obra milagrosa, este es un acto de fe, ora siempre confiando en Dios, y él te dará la habilidad de sanar.

Ora con palabras simples

Dios no espera ni necesita que le cites un diccionario médico, él solo espera que le hables desde el fondo de tu corazón. Un corazón sincero es mejor que cualquier palabra vacía, solo di siempre lo que está en tu corazón y pide con mucha fe y esperanza de que tu voz será escuchado.

Leave a Reply